Saltar al contenido

El Tarot y la Psicología de Jung

Carl Gustav Jung (1875 – 1961) fue el primer psicólogo en relacionar la importancia del simbolismo y el tarot. En realidad, nunca adoptó un análisis ortodoxo, pero utilizó sus ideas personales para desarrollar lo que él creía que eran los principios fundamentales comparando sus ideas con las de otras culturas, y comenzó a agregar nuevas palabras a nuestro vocabulario.

El tarot y la psicología de Jung
El tarot y la psicología de Jung

Jung fue discípulo de Sigmund Freud, pero se separó de su sistema del psicoanálisis y estableció su propio trabajo psíquico. Fundó la psicología analítica, y se concentró más en los conflictos actuales del consultante en lugar de seguir el camino de tratamiento de Freud de las neurosis, la cual presuponía que se había desarrollado a partir de la infancia o la sexualidad.

Jung insistió en la importancia de la necesidad de encontrar una opinión equilibrada en cualquier tema o cuestión en particular, en lugar de confiar demasiado en la lógica o la ciencia, y acentuado la ventaja de combinar la espiritualidad y una comprensión del inconsciente.

En 1934 seminarios de Jung se ocupaba del análisis y estudio de la mitología en general, el folclore y Religiones orientales. Fue después de que leyó la traducción de Richard Wilhelm, el Libro chino alquímico “El Secreto de la Flor de Oro” obtuvo su aprobación para dar a conocer su enfoque en el estudio de la alquimia.

El libro presentó un modelo de trabajo para Jung que combinaba la medicina y la religión . Para él, la alquimia consistía en el proceso eterno del crecimiento que llamó “individuación”, que es el proceso de desarrollo personal a través de la comunicación entre la mente consciente y el inconsciente o subconsciente. En otras palabras, aprender a comunicarse con la parte de la mente que suele ser inaccesible a la mente consciente, pero que afecta al comportamiento, emociones, acciones, el yo interior, psique, y el corazón, heredando los impulsos instintivos del individuo como parte del inconsciente.

El tarot y la sincronicidad de los principios conectivos de Jung

Jung definió el subconsciente de una persona como una división en dos ramas, una inconsciente personal, que se deriva de la experiencia del individuo, y un inconsciente colectivo, que se deriva de la memoria ancestral y la experiencia común a toda la humanidad.

Cuando Jung escribió Aion, se interesó por la sincronicidad de los principios conectivos.Él cree que la información astrológica puede definir los rasgos característicos de los individuos y por lo tanto podría ser utilizado como un estudio del carácter o una interpretación de la situación de una persona.

La teoría de la sincronicidad de Jung supone que todo en el universo está conectado, y nuestro mundo exterior es un reflejo de nuestro mundo interior. Cuando la interpretación de las cartas tiene sentido para el cliente en una tirada del tarot la sincronicidad está trabajando. Los partidarios del sistema de tarot de Jung han encontrado que las imágenes de los arcanos mayores se pueden utilizar para ayudar a los clientes a identificarse con sus arquetipos.

El Tarot y los Arquetipos de Jung

Las imágenes arquetípicas se encuentran en el conocimiento inconsciente y el tarot las saca a la superficie ayudando a relacionarse con las dificultades del consultante o situación reflejando las causas subyacentes, los deseos y los temores que pueden dar forma al curso predeterminado de los eventos del destino.

Jung sostenía que los arquetipos son imágenes mentales abstractas de conducta, patrones, formas regulares o lógicas, el orden, los sistemas, los hábitos, los ideales o modelos heredados de los primeros antepasados ​​del hombre y presentes en el colectivo inconsciente.

Con la experiencia te darás cuenta de cómo éstos arquetipos te afectarán a ti y a los que te rodean. Estos arquetipos incluyen la sombra, el anima y el animus, y el viejo sabio. El tarot también contiene otros arquetipos importantes, especialmente el Yo, siendo el arquetipo maestro , en la que nos forma a toda nuestra vida,

La “sombra” vincula los aspectos de nuestra personalidad que perciben los demás. Ella se refiere a los aspectos negativos de nuestra personalidad, como miedos, inhibiciones emocionales, problemas, las obsesiones, complejos, o fijaciones, que deben ser confrontadas para que podamos seguir adelante.

El arquetipo de Jung de la “sombra” se relaciona con la carta del diablo y se refiere a la parte oscura de nuestra personalidad.En la psicología junguiana todo el mundo tiene una imagen interior de su sexo opuesto.Estas imágenes son inconscientes y a menudo se atribuyen o proyectan en aquellos cuyas características coinciden con la imagen interna que llevan.

Jung describe estas imágenes inconscientes como “animus” y “anima”. El Animus es el principio masculino que se encuentra en la psique femenina, lo que significa aliento, viento o espíritu.

El Anima o el principio femenino significa alma, y ​​se encuentra en la parte femenina del inconsciente de un hombre. El emperador de los arcanos mayores representa el arquetipo de animus en la mujer según Jung, y la emperatriz el arquetipo del anima en el hombre.Por lo tanto, si el emperador aparece en una tirada de tarot para una mujer, ella puede poseer los atributos masculinos de esa carta y viceversa, si la emperatriz aparece en la tirada de un hombre.

El “viejo sabio” es una figura en los arcanos mayores, y con frecuencia se convierte en una tirada de tarot cuando estamos buscando orientación y dirección. Él representa el viejo proverbio: “Conócete a ti mismo.” El viejo sabio está sugiriendo que confiemos en nuestra propio guía interior, para contemplar en silencio y tomar el tiempo para considerar asuntos con cuidado. El Arquetipo “viejo sabio” de Jung se relaciona con el ermitaño y también el Sumo Sacerdote de los arcanos mayores.

Jung inventó el término “introvertido” y “extrovertido” afirmando que aquellas personalidades introvertidas eran aquellas cuya “ego” está orientado más hacia el interior e inconsciente, mientras que los extrovertidos se aproximaban más a la realidad exterior y actividad externa. Por lo tanto, ser excesivamente introvertido o extrovertido representa una falta de desarrollo emocional o intelectual.

Jung clasifica varios tipos introvertidos y extrovertidos, y los divide en actividades de la mente consciente: la intuición, el sentimiento, el pensamiento y la sensación. Jung considera que, cada individuo tendrá al menos una de estas funciones pero otras pueden necesitar ser desarrolladas a través del esfuerzo concentrado y sostenido.

Pese a las críticas, las ideas de Jung han sido muy populares estableciendo los principios de la psicología junguiana que ha llevado al desarrollo de perfiles de personalidad de alta precisión y ha contribuido al desarrollo de pruebas psicométricas que se utilizan ampliamente en los departamentos de recursos humanos para evaluar la idoneidad para un empleo o trabajo.