Saltar al contenido

Rugaru: la leyenda del hombre lobo

Leyenda de Rugaru el hombre lobo
Rugaru, Rougarou o Rugaroo
Rugaru, Rougarou o Rugaroo: el hombre lobo

El Rugaru, también conocido como Rougarou o Rugaroo, es una criatura legendaria de las comunidades francesas, conocida normalmente con el nombre de “hombre-lobo”. Este animal mitológico es el tema de muchas historias y pesadillas alrededor del mundo.

Según la leyenda, el Rugaru es una persona que se transforma en un lobo vicioso y poderoso. En otros casos es una combinación mutante de humanos y lobos. Pero en general, son bestias sedientas de sangre que no pueden controlar su deseo de matar personas y animales.

“El Rugaru se describe como una criatura con un cuerpo humano y la cabeza de lobo o perro. Esta leyenda se ha extendido por muchas generaciones”

En definitiva, es un personaje básico de la ficción sobrenatural, ya sea cine, televisión o literatura. Se podría pensar que esta criatura gruñona es una creación de los períodos medieval y moderno temprano, resultado de las supersticiones que rodean la magia y la brujería.

Historia del Rugaru

Hoy día no está claro exactamente dónde y cuándo se originó la leyenda del Rougarou. En la mitología griega aparecen con la Leyenda de Lycaon. Según la leyenda, Lycaon, enfureció al dios Zeus cuando le sirvió una comida que contenía los restos de un niño sacrificado. Como castigo, el enfurecido Zeus convirtió a Lycaon y sus hijos en lobos.

En el folklore nórdico, el historiador griego Heródoto cuenta la historia de un padre y un hijo que descubrieron pieles de lobo que tenían el poder de convertir a las personas en lobos durante diez días. Cuando estos utilizaron las pieles, se transformaron en lobos.

Los Rugaru del mundo moderno

Sin embargo, el Rugaru, tal como lo conocemos ahora, apareció por primera vez en la antigua Grecia y Roma, en textos etnográficos, poéticos y filosóficos. A partir de ahí la leyenda se ha extendido a través de las fronteras, incluso a través de mares y océanos.

Muchos de los llamados hombres lobo de hace siglos eran de hecho asesinos en serie, y Francia tenía su parte justa.

Pierre Burgot y Michel Verdun. En 1521, estos franceses presuntamente juraron lealtad al demonio y afirmaron tener una pomada que los convertía en lobos. Después de confesar haber asesinado brutalmente a varios niños, ambos murieron quemados en la hoguera.

Giles Garnier. Este francés del siglo XVI, también confesó poseer un ungüento con habilidades de transformación en lobo. Según la leyenda, actuando como lobo, asesinó brutalmente a niños y se los comió. Por sus crímenes monstruosos fue quemado hasta la muerte en la hoguera.

el Rugaru, es oriundo de la antigua Grecia y Roma
el Rugaru, es oriundo de la antigua Grecia y Roma

Es posible que Burgot, Verdun y Garnier actuaran bajo la influencia de esa sustancia alucinógena que ellos pensaban los convertía en lobos o simplemente fueran asesinos a sangre fría. Pero para los europeos del siglo XVI fueron crímenes atroces que debían ser castigados.

Peter Stubbe. Este Agricultor alemán del siglo XV, puede ser el Rugaru más notorio de todos. Según la leyenda, se convertía en una criatura parecida a un lobo en las noches de luna llena y devoraba ciudadanos de la ciudad de Bedburg.

Finalmente, arrinconado por cazadores que afirmaron haberlo visto cambiar de hombre lobo a humano, fue culpado de los horribles asesinatos. Declaró que poseía un cinturón encantado que le daba el poder de transformarse en un hombre lobo a voluntad, por lo cual experimentó una ejecución espeluznante.

Tipos de Rugaru

Existe un pequeño desacuerdo entre las leyendas de qué realmente es el Rugaru. Lo podemos analizar en tres criaturas diferentes.

El Rugaru cambiaformas

Los fanáticos reconocerán este tipo de “Rougarou”, que tiene la capacidad de cambiar de forma en cualquier momento. El Rugaru cambiaformas puede transformarse de forma humana a lobo a voluntad, aunque la ira puede aumentar la probabilidad de causar una transformación inmediata e involuntaria.

El hombre lobo

Se describe como una criatura que físicamente es una combinación de un lobo y un hombre. Este hombre lobo mutante generalmente tiene un cuerpo humano, se para sobre sus dos patas, está cubierto de pelo de lobo y tiene garras y colmillos.

Algunas leyendas afirman que algunos hombres lobo son humanos de día y hombres lobo de noche, mientras que otros permanecen en su forma de hombre lobo en todo momento. Pero la teoría más aceptada es que comienza a transformarse de humano a hombre lobo solo en lunas llenas.

El verdadero Rugaru

Un verdadero Rugaru, según la mayoría de las leyendas, es un ser humano que se transforma involuntariamente en un lobo durante la luna llena. No puede controlar el cambio, ni tiene la capacidad de pensar como humano mientras está en forma de lobo.

En su forma de lobo, tiene ira y hambre incontrolable. Por ello se ve obligado a matar a todos los que encuentra en su camino, independientemente de su relación como humano. Al amanecer despierta en forma humana, pero no recuerda nada.

¿Cómo alguien puede convertirse en hombre lobo?

Hay tres formas diferentes de convertirse en un licántropo.

Nacer de padres Rugaru

Nacer con la capacidad genética de convertirse en un hombre lobo (conocido formalmente como “Licantropía genética”). En este caso, ambos padres deben tener el gen del Rugaru para transmitirlo a sus hijos, aunque ninguno de los padres debe ser necesariamente uno de ellos.

Pero no será un Rugaru inmediatamente al nacer, comenzará la transformación en algún momento de la pubertad tardía. Esto puede ser beneficioso para el niño, porque le da la oportunidad de supervivencia en la sociedad en su forma humana.

Ser mordido y sobrevivir al ataque

Sobrevivir al ataque de un Rugaru

Al igual que los vampiros, los Rugarus llevan una bacteria en sus cuerpos, que puede hacer del cuerpo humano una transformación en hombre lobo. Los hombres lobo llevan las bacterias infecciosas en su saliva. Por lo tanto, cuando un humano es mordido por ellos, la saliva ingresa al torrente sanguíneo y la bacteria puede hacer su trabajo.

El proceso lleva aproximadamente de seis a nueve semanas para integrar completamente las células humanas. Durante este tiempo, el humano puede experimentar insomnio, dolores de cabeza y síntomas similares a la gripe, hasta que se integre completamente con las células.

Por una maldición

La maldición es, con mucho, la más rara y la menos documentada. De hecho, sabemos muy poco al respecto, aparte de que existe. Se cree que el primer hombre lobo fue creado por la maldición de una deidad original.