Saltar al contenido

Cómo calcular signo solar lunar y ascendente




Saber cómo calcular el ascendente, nos puede ayudar a comprender ciertos rasgos asociados a nuestro signo del Zodiaco y a una interpretación más correcta dentro del comportamiento de cada persona, es cierto que existe mucha controversia sobre el signo ascendente, pero el signo solar lunar y ascendente de cada persona para mí tiene una tremenda relevancia.

¡Tarots más consultados!

Cómo calcular signo solar lunar y ascendente
Cómo calcular signo solar lunar y ascendente

Por lo general, cuando voy a alguna reunión entre amigos y conocidos, es común que la gente al enterarse que dedico tiempo al estudio de la astrología (no soy ni mucho menos astróloga profesional) me pregunte cuál es su signo ascendente. Muchos han oído hablar de ello pero no saben a ciencia cierta qué representa o qué influencia tiene en sus vidas; pues bien, el ascendente es justamente el signo que “asciende” por el horizonte ‘este’ en el momento del nacimiento y depende totalmente de la hora y de la latitud donde sucedió el alumbramiento.

¿Cómo saber cuál es tu ascendente? ¿Qué importancia tiene el ascendente de mi signo?

El ascendente de mi signo se basa en la carta natal. La carta natal es un sistema simbólico compuesto por varios elementos que básicamente describe arquetipos psicológicos y por ende conductuales. No se trata de la influencia directa de los planetas en el espacio porque las posiciones astrológicas son calculadas teniendo en cuenta el lugar donde sucedió el evento en el globo y eso arroja distintas posiciones para cada localidad en la Tierra, es decir que, si alguien nació en Madrid, el cielo observable es distinto de aquél que nació en Tokio ese mismo día y a esa misma hora.

¿Cómo saber cuál es tu ascendente? ¿Qué importancia tiene el ascendente de mi signo?
¿Cómo saber cuál es tu ascendente? ¿Qué importancia tiene el ascendente de mi signo?

Los detractores de la astrología y de la importancia del ascendente del singo, suelen usar el argumento de los partos múltiples para basar su razonamiento respecto de la invalidez del sistema astrológico, ignorando detalles técnicos fundamentales que hacen de cada persona un individuo único e irrepetible. En el caso de los gemelos o mellizos, la diferencia horaria en minutos del nacimiento arroja cartas natales muy semejantes pero a su vez con distinciones apreciables a la hora de interpretarla.

Sin entrar en una explicación técnica del asunto, cada 4 minutos de diferencia en la hora de la natividad corresponde a un año en la vida del sujeto en el momento de hacer pronósticos y, por lo tanto para saber cuál es el mi ascendente.

Cómo saber mi signo ascendente
Cómo saber mi signo ascendente

Como decía, el Ascendente está dado por la hora de nacimiento y por eso la importancia en su exactitud, ya que el resto de la posición de los sectores o “casas” depende de ello. Cada “casa” representa una experiencia en la vida y posee una interpretación y analogía única que la distingue del resto.

A medida que vamos cumpliendo años, la simbología de cada casa va cambiando pero siempre dentro de su significado propio. Por ejemplo, alguien con un Ascendente en el signo de Leo expresará las cualidades del signo de modo diferente a los 4 años de edad que a los 37, pero siempre dentro de las características típicas de este signo de fuego. Lo mismo va para cada una de las casas astrológicas.

Calcular signo solar lunar y ascendente: la importancia de los planetas en mi ascendente astrológico

En cuanto a los planetas, cada uno tiene su simbología particular pero se expresa de forma distinta según su domicilio en la carta natal, esto es, en qué “casa” se encuentre. Venus en la casa siete no se interpreta igual que Venus en la casa once porque las casas están describiendo situaciones de vida y formas de reaccionar ante ellas, confieren un marco de pensamiento y un condicionamiento derivado de ello.

Calcular signo solar lunar y ascendente
Calcular signo solar lunar y ascendente

La astrología tiene distintas ramas como cualquier otra profesión. Está la astrología mundana que se dedica al estudio de los países y la política, entre otras cosas, y está la astrología médica que interpreta el conjunto de la carta natal tomando al individuo como una entidad biológica.

En este caso, cada casa y cada planeta con sus aspectos angulares y relaciones mutuas describirá el tipo de constitución y tendencia a enfermedades, accidentes, operaciones, órganos fuertes y débiles, etc. y el momento en que estos asuntos se manifestarán en la vida de la persona.

Cada signo posee una regencia y dominio sobre una función vital u órgano del cuerpo, por lo que su ascendente se torna fundamental, así, Leo regula básicamente el sistema circulatorio, el corazón, la base de la columna, las arterias coronarias anteriores y posteriores, los centros nerviosos superiores, la médula espinal, etc. Venus, por su parte, rige la garganta y los órganos que hay en ella; los senos, los riñones, los órganos genitales internos, el sistema renal y el glandular, las venas, las secreciones humorales, etc.

La relación entre el ascendente zodiacal y la interpretación del signo

La astrología es un sistema muy complejo pero fascinante por la variedad de posibilidades que presenta a la hora de conocernos mejor y de superarnos en la vida, yendo más allá de lo inscrito en la carta natal. Al tratarse de un mapa de vida, la carta nos da opciones y posibilidades de elección.

Nos plantea desafíos interiores a superar y nos dice con claridad las consecuencias que sobrevendrían si tomamos una u otra decisión ante un hecho particular. Es una herramienta de autodescubrimiento que nos demanda esfuerzo y voluntad.

Volviendo al signo Ascendente, éste describe nuestra personalidad, vocablo que viene de “persona” que quiere decir “máscara”, “careta”, “disfraz”. Efectivamente eso es, la careta que usamos y con la que nos identificamos a la hora de interactuar con otros. Es el aspecto más visible de nosotros y el que otorga incluso nuestra apariencia facial.

La forma de nuestras cejas, ojos, nariz, boca, pómulos, orejas, etc. Al ver la cara de una persona tendemos a formarnos una idea de cómo puede ser y por ello es importante a la hora de relacionarnos con “los demás”. El ser humano tiene una tendencia natural a buscar y preferir lo armonioso, el equilibrio. No hablo de belleza pues ésta es subjetiva, pero un rostro bello está dado por el equilibrio y armonía en el conjunto de sus elementos: ¿son simétricos? ¿están bien proporcionados? Un rostro bello generalmente tiene una simetría casi perfecta.

En cuanto a carácter y personalidad, el signo ascendente revelará sus características únicas. Capricornio ascendiendo describe una personalidad taciturna, seria y responsable, a la vez que emprendedora y orientada al éxito profesional y la inserción mundana, de expresión emocional moderada o escasa. Acuario en el ascendente dará una personalidad que favorece la participación grupal, las amistades están por lo general puestas en primer plano y suelen ser idealistas y amantes de lo nuevo, muy autocentrados y con mucho control personal.

Claro que las interpretaciones previas son superficiales pero ayudan a dar una idea de lo que estoy hablando. Hay muchos factores a tomar en cuenta a la hora de interpretar la carta natal y el ascendente de cada singo zodiacal.

¿Cómo saber cual es mi signo ascendente?

Para poder saber mil signo ascendente en un cálculo rápido, basta saber la hora de nacimiento y el signo al que uno pertenece. Salvo en casos en que la hora sea muy cercana a un cambio de signo, este método da resultados fiables.

¿Cómo saber cual es mi signo ascendente?
¿Cómo saber cual es mi signo ascendente?

El signo ascendente cambia aproximadamente cada dos horas (12 x 2 = 24 hs). Si alguien nació en le signo terrestre de Tauro a las 15 hs (3 pm) de cualquier año, entonces su ascendente caerá en algún grado del signo de Virgo. Para este método se asume que amanece a las 6 am, hora en que empieza a ascender el propio signo por el horizonte este, en este caso Tauro. De 6 a 8 am es Tauro, de 8 a 10 am es Géminis, de 10 a 12 am es Cáncer, de 12 a 2 pm es Leo y de 2 a 4 pm es Virgo. Como en el caso del ejemplo nació a las 3 pm, cae en Virgo.

Si uno pertenece a los primerísimos días del signo o a los últimos, este método puede dar un ascendente en el signo anterior o posterior respectivamente, pero por norma general es bastante fiable para tener una idea del signo ascendente al que uno pueda pertenecer.

Cuanto más cerca estemos del Ecuador, más fiable es este método ya que la duración del día y la noche en esas latitudes suele ser casi igual.